Innovación turística, una ruta de experiencias

Por: Edwin Muñoz Cuartas

Vivir en una región con una inmensa gama de verdes, variedad agrícola, atractivos naturales, personas cálidas y atardeceres multicolores es un privilegio.

Aprovechar los atributos relacionados con las manifestaciones de la vida, la cultura, los paisajes y las posibilidades de conectar con las vivencias de la tradición de manera creativa es una oportunidad de oro para el sector turístico del departamento. Las potencialidades del territorio pueden llevarnos a grandes resultados a través de una acción efectiva, en la que se promueva la generación de valor por medio de estrategias sustentadas en nuestra identidad, ello puede representar un gran paso de innovación en el turismo.


El Quindío se ha convertido en un destino obligado, ¿cómo lograr que la vivencia turística sea diferente cada vez y se convierta en oferta de permanente novedad?

Primero, generando propuestas de «turismo experiencial», es decir, dando lugar a que se den vivencias que hagan que las emociones de los visitantes afloren, que les permitan evocar recuerdos y crear nuevas memorias sensoriales y mentales. Esta es una innovadora opción para lograr que el visitante regrese, obedeciendo al deseo de encontrar siempre otras posibilidades para fluir y vivir.

Segundo, promoviendo la conexión con el territorio y su historia, compartiendo lo que ha sido esencial para nuestra cultura. Es fundamental comprender nuestros valores, apropiarnos de ellos y transmitirlos al visitante, de modo que cada instante sea un momento memorable.

Tercero, haciendo sentir a los turistas como parte de nuestra cotidianidad. La hospitalidad y calidez, tan propias de nuestra idiosincrasia, pueden llevar al turista a sentirse en su propio hogar, algo que es altamente apreciado por muchos.

Cuarto, aprovechando las bondades de la tecnología. Los viajeros han cambiado sus hábitos, conductas, preferencias y la manera de conectar con sus destinos. La revolución tecnológica y digital nos compromete a poner al servicio de estos nuevos usuarios móviles, informados y con sed de inmediatez, la oferta turística disponible, directo a sus celulares y manos, en tiempo real.

Le puede interesar: Cultura ciudadana, sumando voluntades, cuidando lo nuestro

El reto que hoy tiene una región con infinitas alternativas turísticas, como es el Quindío, consiste en intensificar las experiencias para que quienes lleguen a esta tierra creen lazos de emotividad, y que no solo quieran repetir el destino, sino también convertirse en sus embajadores.

La mejor alternativa es consolidar de manera creativa productos turísticos que cautiven, que respondan al deseo de vivir algo diferente, que permitan generar recuerdos y sensaciones que en su cotidianidad los visitantes no podrían tener. En suma, que puedan ser diferenciados, bien sea por el valor agregado a cada momento o por las sensaciones que estos marcan, a fin de crear memorias significativas en quien las vive. En este sentido, se hace valioso reconocer y evaluar los elementos de la oferta, para que sean atractivos, diferenciadores, acogedores, accesibles y razonables en su costo; llamativos y a su vez sostenibles.



¿Qué piensas de este articulo?

Destacados

©2021 revistaasisomos.com | todos los derechos reservados