Leidy Acevedo, de rutas y sueños

A Leidy Estefanía Acevedo el oficio de conductora de bus le viene de herencia. Recuerda los días de niña, cuando acompañaba a su papá en los largos viajes que realizaba por todo el país. Él manejaba un camión y Leidy era su copiloto. 

Un tiempo después, también viajó junto a su tío por las carreteras del Quindío. Él trabajaba como conductor en una empresa de transporte intermunicipal, y, aunque estuviera lejos de su casa, Leidy disfrutaba mucho esas jornadas, admiraba la labor de estos dos hombres que «fueron mi inspiración», recuerda con nostalgia.

Pese a esos viajes, su infancia transcurrió como la de una niña común y corriente. Creció en el barrio Granada, de Armenia, estudió en el Colegio Zakurayima, y durante su adolescencia se acompañó de Natalia, Sandra Milena y Ana Milena, sus mejores amigas en la época.

conductora en armenia

Como en muchos hogares, sus padres se dedicaron a trabajar para solventar gastos y otras obligaciones que no daban espera. Un día su papá dejó el camión y, aspirando a mejores ingresos, buscó trabajo en Bogotá, donde lo contrataron como conductor de uno de los buses del Sistema Integrado de Transporte (SITP).

Atraída por la novedad y motivada por su padre, Leidy también viajó a la capital del país y se puso, con decisión, al frente de un bus del SITP. «Sentí nervios, pero hay momentos en los que hay que romper el molde». Lo dice con aire de victoria, y subraya que para la época ya había manejado, en carreteras del Quindío, un camión Ford Cargo 1721.

Con semejante experiencia, licencia de conducción categoría C2 y cuando rondaba los 27 años o más —no lo recuerda—, regresó a Armenia para ocuparse de nuevo en lo que sabía hacer. Se ubicó como conductora, también del sistema de transporte local, Tinto, y desde allí brilla por su pericia y simpatía. Ella es la única en este oficio en la ciudad.

Frente al volante

Es miércoles en la mañana, y a Leidy le asignaron la ruta 22E. El recorrido se inicia en el puesto de control del barrio La Fachada, en el sur de la ciudad. Conecta su celular al sistema de sonido del bus, ubica una lista de música popular en Youtube, y de repente todos los pasajeros viajan junto a las notas despechadas de La ley del amor, de Fernando Burbano. 

Las canciones se vuelven un coro, y el T301, el bus de Leidy, cubre las calles del centro, sube y ronda el barrio de su niñez, va hasta el sector de El Bosque, vuelve al centro y luego de regreso a La Fachada, en un trayecto que cubre en casi hora y media.

De nuevo en el puesto de control, la única conductora de bus urbano en Armenia toma un descanso y también algo de beber, retoca su maquillaje, estira las piernas, conversa con sus compañeros, llama a casa para saber de sus dos hijos, Sara Sofía y Santiago, y se alista para la siguiente ruta. Esta vez la 22N, que va unos kilómetros más al norte de la ciudad.

Le puede interesar: Martha Lucía Hoyos Gutierrez Ciencia con nombre de mujer

La jornada de Leidy Estefanía termina con sus hijos y su esposo en casa. Cuando tiene el día libre se pone al corriente con las labores domésticas, va al banco, paga los servicios o se queda en su hogar para dedicarse a su familia y escuchar la música que tanto le gusta: la electrónica Ibiza.

Dice que si no fuera conductora de bus le gustaría ser ingeniera civil o licenciada en lenguas modernas; eso sí, tiene claro que en esas profesiones no llamaría la atención, como ocurre con su actual empleo. La gente la conoce y la saluda desde que le da arranque al bus hasta que regresa al parqueadero. «Todos son muy amables: los colegas, la empresa, los pasajeros y hasta la gente en la calle; me pitan, me saludan, me indican con las manos que lo hago muy bien».

Nunca se ha sentido discriminada por el hecho de ser una mujer conductora de bus. «De hecho, en Bogotá es muy normal, aquí es una rareza», comenta, y aun así cree que serán muchas más las mujeres que estarán en los buses urbanos, pero al frente del volante.


Tags: Leidy Acevedo,conductora de bus,conductora mujer armenia,conductora tinto,chofer mujer,conductora mujer

¿Qué piensas de este articulo?

Destacados

©2021 revistaasisomos.com | todos los derechos reservados