Martha Lucía Hoyos Gutierrez Ciencia con nombre de mujer

Espiritual y sencilla, amante de la buena cocina y de la vida hogareña, así la describen quienes la conocen tanto en sus funciones de empresaria como fuera de las instalaciones del laboratorio clínico que fundó hace más de 40 años.

Ella es Martha Lucía Hoyos Gutiérrez, bacterióloga de formación y empresaria por vocación y convicción. Basta conocer su recorrido profesional para saber que practica con profunda entrega la disciplina, la perseverancia y el compromiso del servicio a los demás.

Se formó como bacterióloga en el Colegio Mayor de Antioquia, en Medellín, es especialista en Microbiología Médica de la Universidad Javeriana, de Bogotá, y también hizo estudios de hematología y banco de sangre.

Recuerda que su primer trabajo lo obtuvo recién egresada de la universidad en Medellín, en el laboratorio del doctor Germán Campuzano Maya, muy reconocido para la época.

Al cabo de un tiempo, con herramientas académicas en su formación y con el incondicional apoyo y entusiasmo de su padre, Joaquín Elías Hoyos Gutiérrez, destacado dirigente de la Federación Nacional de Cafeteros, y de su madre, Maria Teresa Gutiérrez Echeverri, decidió montar su propio laboratorio en Sevilla (Valle), de donde es oriunda.

Por decisiones de la vida, Martha Lucía, sus padres y sus hermanos, María Victoria y Diego Fernando, se trasladaron a Armenia, y el laboratorio también. Dadas las características de los servicios que en él se ofrecían, ella instaló su empresa muy cerca del Hospital San Juan de Dios, lugar en el que ha permanecido desde entonces. 

Desde allí ha logrado extenderse y consolidarse como un referente en todo el Eje Cafetero, donde funcionan varias de sus sedes.

Hoy Martha Lucía es la directora científica de su empresa, la que además gerencia su único hijo, Alejandro Mejía Hoyos, odontólogo y especialista en marketing. Genera 40 empleos, la mayoría para mujeres que laboran en servicios especializados de apoyo diagnóstico, todo bajo la norma de atención eficiente y servicio al cliente.

Le puede interesar: Una pequeña Colombia en Brooklyn

Han transcurrido más de 40 años de arduo trabajo de esta admirable y vanguardista bacterióloga, que siempre piensa en el fortalecimiento del talento humano, en la certificación de calidad de sus procesos y en implementar tecnología de punta en los servicios médicos. Y todo esto lo ha logrado.

Tanto es así que, ante la pandemia del covid-19, su laboratorio practica a domicilio pruebas PCR y de antígeno, en cualquier lugar del departamento del Quindío, y los resultados se entregan a los pacientes, en dos horas, por correo electrónico, siguiendo los más estrictos protocolos de confidencialidad.

Son años de entrega al trabajo y a sus pacientes, características que han hecho de Martha Lucía Hoyos un ejemplo no solo de emprendimiento empresarial en el Eje Cafetero, también de liderazgo y empoderamiento de la mujer quindiana en el mundo de la ciencia, pues ella, desde la esencia de su misión, desde sus convicciones y principios, brinda un servicio invaluable a la comunidad.



¿Qué piensas de este articulo?

Destacados

©2021 revistaasisomos.com | todos los derechos reservados